IMPACTO DEL RESULTADO DE LA ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

  • Prioridad difundir confianza y plantear alternativas y rutas de acción viables hacía el fortalecimiento del mercado interno.
  • Necesario implementar una estrategia de contención hacía el despunte desmesurado en el alza del dólar.
  • La prioridad para México deberá ser la consolidación de la estabilidad social, para ello es primordial conservar y generar más empleos.
  • Reforzar el apoyo a programas como el Fondo Nacional del Emprendedor del INADEM.
  • Exhorto al sector comercial, de servicios, empresarios y trabajadores a no insertarse en la corriente de pesimismo.

 El resultado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos el día de ayer, han desencadenado respuestas no positivas en indicadores financieros en todo el mundo, por la perspectiva negativa que la elección del pueblo norteamericano del candidato republicano Donald Trump, ha despertado. Estas perspectivas negativas tiene su origen en el discurso excluyente en lo económico y social que usó en campaña, el ahora presidente electo de Estados Unidos, hacía los inmigrantes, así como con la interacción restrictiva con otras economías como la mexicana.

Para la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, que dirige Ada Irma Cruz, la inestabilidad en los mercados financieros tenderán a recobrar un nivel de normalidad en el corto plazo; en tanto, las autoridades de nuestro gobierno deberán dirigir sus acciones hacia difundir confianza y plantear alternativas y rutas de acción viables hacía el fortalecimiento del mercado interno y de incentivar la exploración de nuevos mercados; la coyuntura y la búsqueda del crecimiento del país lo obliga.

El principal punto de acción que debe tomar el Gobierno Federal, a través del Banco de México y ser reforzado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como por la Secretaría de Economía; es implementar una estrategia de contención hacía el despunte desmesurado en el alza del dólar, el cual, como se comprobó el día de ayer durante la elección en Estados Unidos y mientras se resolvía la misma, responde a la desconfianza y especulación sobre el impacto de la elección y no a una realidad económica, en la que México tiene la fortaleza para solventar posibles situaciones adversas.

De no actuar y revertir esta alza en el precio del dólar, para el último mes de año y principalmente para el inicio de 2017, se tendrá un impacto recesivo en la economía. La volatilidad del dólar, podrá generar varios escenarios, negativos y positivos, como en el sector exportador y el turismo a los que podrá beneficiar, pero impactará negativamente en el mercado interno, por el aumento en insumos y la escalada en precios que se desencadenaría, además de esperarse una actividad económica cautelosa por parte del consumidor, que con la perspectiva generada en sentido negativo de la economía, moderaran su consumo, debilitando el flujo corriente de capital.

En ese sentido, hacemos un llamado enfático al Congreso de la Unión, a Senadores y Diputados, para que en este contexto social y económico, se refuerce el apoyo a programas como el Fondo Nacional del Emprendedor del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), que aún y en el marco de restricciones en el gasto, el apoyo al sector empresarial y en especial a los emprendedores, deberá ser el objetivo del Presupuesto Federal para 2017, por el peso que 99.7 por ciento de las empresas escala micros, pequeñas y medianas tienen en la generación de empleos en el país. La prioridad para México deberá ser la consolidación de la estabilidad social, para ello es primordial conservar y generar más empleos.

La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, exhorta al sector comercial, de servicios, empresarios y trabajadores a no insertarse en la corriente de pesimismo que se comienza a difundir, este nuevo contexto que se plantean a nivel global, repercutirá en la vida cotidiana, sin embargo, esto nos plantea un momento de oportunidad histórico para la economía y sociedad mexicana, con nuevas condiciones para replantear nuestra búsqueda de mejores niveles de productividad. El comercio en pequeño, las empresas, empresarios y trabajadores de las micro, pequeñas y medianas empresas, reafirmamos nuestro compromiso con los consumidores y sociedad, de brindar el mejor servicio y buscar siempre las mejores condiciones para impulsar la economía de nuestra ciudad y país.

___

Written by 

Related posts

Leave a Comment