2018 EL AÑO MÁS DIFÍCIL PARA SEGUIR LA VIGILIA

Para el capitalino, la Vigilia ha sido un viacrucis y 2018, el año más difícil para seguir la tradición en la que se acostumbra evitar el consumo de carnes rojas los miércoles y viernes durante la Cuaresma y en la Semana Santa. De acuerdo a un sondeo de opinión realizado a 110 dueños o encargados de negocios entre el 8 y 16 de marzo 2018, la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México que preside Ada Irma Cruz Davalillo, obtuvo que 6 de cada 10 siguen la vigilia, aunque una tercera parte de ellos asegura que es difícil por los costos y otro tercio de los que la practican, aseguran hacerlo no tan rigurosamente.

¿SIGUE USTED LA TRADICIÓN DE LA VIGILIA EN CUANTO A SUS ALIMENTOS? ·        SI SIGO LA VIGILIA: 25%.

·        SI, PERO ES DIFÍCIL SEGUIRLA POR COSTOS: 24%.

·        ALGUNAS VECES: 18%.

·        NO POR QUE ES MUY CARA: 11%.

·        NO ME INTERESA: 10%.

·        NO, SOY DE OTRA RELIGIÓN:10%.

·        OTRO/NO CONTESTÓ: 2%.

De acuerdo al sondeo, se destaca que el pollo, es el principal producto que se consume en la Vigilia, seguido de productos marinos enlatados como atún y sardinas principalmente, mientras que el pescado fresco y mariscos se encuentran como tercera opción, seguido del huevo y los vegetales.

¿QUÉ PRODUCTOS CONSUME PARA SEGUIR LA VIGILIA? ·       POLLO: 24%.

·       PRODUCTOS MARINOS ENLATADOS: 21%.

·       PESCADO Y MARISCOS: 14%.

·       HUEVO: 13%.

·       VEGETALES: 12%.

·       NO LA PUEDO SEGUIR: 10%.

·       NO SIGO LA VIGILIA: 5%.

·       OTRO: 1%.

En ese sentido, a consideración de los entrevistados cuyo giro está relacionado con la venta de abarrotes y productos relacionados a la temporada; las ventas de huevo y de ciertas verduras como jitomate, aguacate y papa, se han visto afectadas con una disminución de hasta el 40 por ciento, ya que presentan alto costo, lo que los ha alejado de la preferencia del consumidor por ese motivo. Es por ello que la venta de enlatados como atún, sardina, chiles en vinagre, así como arroz y frijoles preparados, galletas y tostadas se han incrementado en un 20 por ciento sobre las ventas de la temporada de Vigila del año anterior.

La primera opción para el consumo de productos en Cuaresma y Vigilia, de acuerdo al sondeo de opinión, son los mercados tradicionales, donde se encuentran productos frescos como pollo, pescados y mariscos, le siguen los autoservicios y como tercera opción, se encuentran las tiendas tradicionales, tiendas de abarrotes, misceláneas, cremerías, verdulerías y recauderías, seguidas de pollerías, tianguis sobre ruedas; finalmente la Central de Abastos, La Viga y la Nueva Viga.

¿DÓNDE COMPRA LOS PRODUCTOS PARA SEGUIR LA VIGILIA? ·       MERCADO: 20%

·       AUTOSERVICIOS/DEPARTAMENTALES: 20%

·       TIENDA (ABARROTES, MISCELÁNEAS, CREMERÍA, ETC.): 20%

·       POLLERÍA TRADICIONAL: 15%

·       TIANGUIS: 14%

·       CENTRAL DE ABASTOS, O MAYORISTAS: 11%

Sobre los aumentos de precios y su influencia en el desarrollo de la temporada de Cuaresma, 26 por ciento de los entrevistados indicaron que han percibido un aumento normal de precios, mientras otro 26 por ciento estiman que se han incrementado mucho, 19 por ciento creen que los precios siguen igual; por otro lado, 18 por ciento dicen que subieron poco y sólo un 10 por ciento indican que han bajado los precios.

¿CÓMO CONSIDERA QUE SE COMPORTAN LOS PRECIOS PARA SEMANA SANTA? ·       SUBIERON LO NORMAL POR LA TEMPORADA: 26%.

·       SUBIERON MUCHO: 26%.

·       SE MANTIENEN IGUAL: 19%.

·       SUBIERON POCO: 18%.

·       HAN BAJADO: 10%.

El incremento de precios que se generó desde finales de 2017, que ha mantenido nivel alto en los primeros tres meses del año y principalmente en productos como el huevo, que era la principal opción para la mayoría de las familias en la cuaresma, han hecho que la tradición de la Vigilia sea seguida con dificultad, afectando a giros que comercializan este productos y también a pescaderías y marisquerías que pueden presentar un incremento en ventas en el periodo de la Semana Santa, pero que durante la Cuaresma no han llegado a los consumos de años anteriores, lo que sumado a los altos costos de insumos, puede resultar en que al final de la temporada, se reporten pérdidas en estos giros.

Nota: 110 sondeos de opinión a hombres y mujeres mayores de 18 años, dueños o encargados de comercios y negocios prestadores de servicios en la Ciudad de México, del 8 al 16 de marzo de 2018

 

__

Written by 

Leave a Comment